BIOGRAFÍA DEL MAESTRO, Sin categoría

Compartiendo la Biografía de un gran Maestro. “Parte 4”

¿QUIÉN FUE PYTHAGORAS?

del griego: PYTHIA: Sabiduría, GORAS: Revelación

Cuarta parte.

Se dicen muchas cosas del Maestro de Samos…

Seguimos intentando semblantear la vida y obra de un ser que ha sido y es “Lumbrera” del Mundo occidental. Nacido el año 580 A.C. en la Isla de Samos en Grecia, fue Pythagoras Maestro e inspirador de los grandes Maestros de Occidente. Y, sin embargo, tan poco conocido en su vasta erudición, porque él así lo quiso, al no haber dejado por escrito sus enseñanzas.

Estas se transmitieron por tradición oral, excepto el “HIEROS LOGOS” (la palabra sagrada) que, a través de su hija DAMOS y su discípulo, llegó como un tesoro a Platón, quien en su época fue llamado el “Primero de los Pythagoricos” por su sabiduría. Inspira Pythagoras entonces la Academia Platónica y toda su siembra ideológica y filosófica.

En una ciudad de Italia, llamada en esa época la Magna Grecia, a orillas del Mediterráneo, funda Pythagoras la primera Escuela-internado del Mundo Occidental, la primera Universidad que el Mundo conoció, en la ciudad de Crotona, en la cima del “Monte de las Musas”.

Empleó el Maestro un sistema didáctico y pedagógico completo, integral y abarcativo de todos los sectores de la vida, por eso suele decirse que construyó con los conocimientos un “Puente” que sirve al “Discípulo de la Vida” a traspasarse de una forma de vivir a otra mejor y más perfecta; de una civilización y cultura a otra en la que la claridad en los propósitos iluminan el Camino de los hombres; de una era de caos y confusión a otra de Sabiduría, Amor, Respeto y Paz.

Jamás se consideró un Sabio, sólo un “amigo de la Sabiduría”, dejaba esta designación de SABIO sólo al CRISTO o Mesías del Planeta que, para Pythagoras fue a través de sus diversas encarnaciones en la Tierra, el creador de las grandes religiones conocidas, las cuales en su esencia hablan de Dios como “EL AMOR”, inicio, fin y medio de transformación.

Crea Pythagoras un sistema de Conocimientos basado en “PENSAMIENTOS – EJE”, “Pensamientos directrices” que “rumiados” una y otra vez en meditación sirven para entender el Yo, el Mundo y la Vida e inspiran la transformación de la vida individual y social, y pueden ser usados como claves-guías por personas de Bien de cualquier civilización o cultura, de cualquier religión o costumbres y en todos los tiempos.

La Filosofía Pythagorica concilia por ejemplo el estudio de los más Sagrados Valores y Virtudes que el discípulo tiene que intentar encarnar, con los juegos olímpicos, la destreza en la Gimnasia del físico, la flexibilidad y elegancia de la Danza, el Arte (manifestado en pinturas, esculturas y orfebrería, que en sus formas y colores inspiren los más elevados sentimientos del Alma), con la Música. Fue Pythagoras el creador de la escala musical, y en su sistema de Conocimientos explica a través de la Música la Creación de los mundos y los seres vivos.

Enseña Pythagoras en su vasto sistema pedagógico el desenvolvimiento de la MENTE (considerando como tal a un órgano del Cuerpo Espiritual, Inmortal e imperecedero) diferenciándolo del cerebro, órgano del cuerpo físico. Y, transmite las formas de encendido del ALMA, el otro órgano del Cuerpo Espiritual, en donde se generan los sentimientos estables del hombre, que, al llevar Virtud, se diferencian de las inestables emociones.

Así instruye Pythagoras sobre el estudio, manejo y dirección de los diversos cuerpos del hombre: cuerpo espiritual, doble etérico y cuerpo físico, siendo vasta su enseñanza de la Medicina preventiva y curativa de enfermedades, que en este último cuerpo se generan. Guía Pythagoras a crear Voluntad en el Bien, como también devela los más ocultos y atractivos misterios del Tiempo, del Espacio y de las diferentes dimensiones de la Creación de Dios y su conexión con la Fuente de Vida Universal.

Enseña el Maestro la conexión con las ocultas fuerzas de la Naturaleza y cómo unirnos a ella a través del Amor; se ocupa de los Astros y las Estrellas, su esoterismo oculto, sus ritmos y la afinidad con los propios ritmos biológicos, creando la “Astrología Esotérica”.

Conquista también Pythagoras el “Don de la Palabra perdida”, increíble fuente de Poder instalada en germen y potencia en todo ser humano, la cual, orientada hacia el Bien, hay que invocarla como a un Don.

Devela así el Maestro los Misterios cognoscibles a través de la razón, hasta lo que resulta posible y necesario para un ser humano, pero diciendo siempre que “todo sistema de conocimientos que tenga por fin sólo el conocimiento en sí mismo”, está en una búsqueda estéril, el Conocimiento sólo resulta positivo si tiene por fin la búsqueda de un “Norte Inmortal e Imperecedero”, la búsqueda de Dios… a Quien Pythagoras, que unía tiempos diferentes, sitios y religiones, gustaba en llamarlo “EL UNO”, Principio, Fin y Medio de todo lo existente…

Llamado en su tiempo: “El Filósofo de la Armonía”, Pythagoras entrega al mundo una inmensa construcción de pensamientos sabios que dieron y proveen Luz para el Camino del “Discípulo de la Vida”; no obstante, nos enseña que no a través de “razonar mejor” uno se eleva a las Preciosas Cumbres de la Evolución, sino sólo Amando y encarnando Virtudes, y tal empresa está y estará siempre reservada a la decisión y tarea personal de cada cual.

Pero, la LUZ en la frente de quien consigue el Entendimiento del vivir, predispone a que ese hombre, entendiendo su propia constitución, origen y destino, se disponga por fin a “bajar LA LUZ al corazón” y a producir algún acto de Amor en esta tierra, emprendiendo así la Vida en lo Sagrado…

Ame Ruiz

Continuará en el próximo lunes

Related Posts

2 thoughts on “Compartiendo la Biografía de un gran Maestro. “Parte 4”

  1. Su blog es un éxito, muy completo. Ahhh cuando la pasión está ahí, todo es 🙂 Kyle Ezekiel Ash

    1. Academia de Filosofía Pythagorica dice:

      GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *