BIOGRAFÍA DEL MAESTRO

Compartiendo la Biografía de un Gran Maestro “Parte 10”.

¿QUIEN FUE PYTHAGORAS?

del griego: PYTHIA: Sabiduría, GORAS: Develación

Décima parte

Se dicen muchas cosas del Maestro de Samos…

…Pythagoras recomendaba siempre: “no generes malsanas dependencias de nada ni de nadie… Con todos sé agradecido, valora el regalo virtuoso que te entregan en el día. Dios puede llegar a ti cada día, gracias a que algún hermano logra ejercitar el gran valor de no ser, entonces en él se manifiesta  su esencia, en forma de Amor,  Sabiduría, Caridad, Fe, Esperanza, que pasan a  través de su actuación y su palabra… Honra y agradece, día por día a todos y a todo, pero jamás generes malsanas dependencias de nadie. El centro, eje del amado es el mismo eje tuyo, despierta tu propio Maestro Interior. Con ello te garantizarás vivir unido, sólidamente unido a tus amores, pero dejándolos libres y viviendo tú también tu propia libertad…”

…. En esta permanente búsqueda del más amado en el propio interior (Dios), con esta permanente búsqueda del más amado en el fondo de todos los panoramas (como Esencia), en el fondo de todas las personas (como su Espíritu), el Pythagorico encontraba su Paz.

… No hay que recorrer los angustiosos espacios que nos separan de los amados, baste con buscarlos en nuestro propio interior, en nuestro propio Centro y Eje, que es uno con el suyo. Lo respiraremos ahí, en lo más sagrado de su Esencia y Camino, lo respetaremos y colaboraremos con su feliz destino con salud psíquica plena, sin la enfermedad de la ansiedad, de la impaciencia y la dependencia.

… No hay que recorrer los angustiosos tiempos, que al igual que los espacios, son sólo una tentación de separación. Lo perecedero (el Mara), lo ilusorio (el Maya), se rige por espacios y tiempos… Lo imperecedero, lo que realmente VIVE eternamente, trasciende espacios y tiempos pues reside en lo impersonal… decía el Maestro.

… Sus discípulos contaban de Pythagoras que el Maestro, vivía así… Con su vista puesta siempre en el horizonte, en la búsqueda de Lo Infinito, y que con su mirada invitaba a todos, a hacer lo mismo. “La Sabiduría que ya tienes, es algo viejo que, al corporizarse en ti, te sirvió para ayer. Hoy, tú ¡recién inicias!, busca la Sabiduría no descubierta, busca lo no desentrañado por ti, lo Bueno jamás probado.  La Sabiduría reside en el Misterio”.

“Todos los días amanece dispuesto a usar el ciclo de la Luz del sol, para levantar un centímetro el velo que te oculta la Verdad de lo Infinito…”

“El Amor del día de ayer, ya no te corresponde, felicítate por haberlo sentido, pero hoy ya es algo viejo… ¡renueva la Luz!, busca en lo amoroso que todavía no comprendes, ni sabes, ni jamás has sentido ni valorado… realmente ¡vive!… “

… Por eso sus discípulos le pusieron entre los tantos apodos, “El Viviente”… Su entusiasmo (en “Theos”, estar en Dios), contagiaba… Su búsqueda permanente de lo impersonal, de NO SER, para que sea Dios en él, le hacía SER en forma muy continua, comparado con el resto de humanos… y así sus discípulos reflexionaban: ¡cómo se ama lo personal del que logra vivir lo impersonal!, pues se admira no sólo su ser Interior, sino esa cáscara, tan trabajada en no ser, tan templada en todos sus sentidos de manera que,  de su vista, oído, piel y boca habitualmente suele resbalar el mal… y se adhiere sólo el Bien, para degustarlo y deleitarse en él, y al día siguiente amanecer buscando el Bien nuevo y desconocido, el Bien aún nunca probado…

Ame Ruiz. Continuará el próximo lunes…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *