Inspiraciones

Adagio para un andante.

 A dónde diriges tus pasos, Alma hermana y amiga,
 en este accidentado camino sin retorno
 que a cada paso vas inventando,
 con la alforja llena de tus miserias personales
 que tú mismo escogiste al inicio de tu viaje,
 y que a cada paso vas transformando
 en suave brisa de flor y canto,
 perfumando el ritmo de tu andar…
  
 Sabes acaso que tu destino es el mismo punto
 donde iniciaste tu jornada,
 esa mágica aventura de la vida
 que has repetido tantas veces
 en tantos escenarios, con tantas compañías,
 siempre con una la misma perspectiva renovada
 de transformar alguna de tus carencias 
 en invaluables tesoros de alegría y de paz…
  
 Y cada vez que has cedido a la tentación
 de hablar de Amor a otros andantes
 cuyos caminos a veces transcurren junto al tuyo,
 sólo has logrado cansarte y distraerte
 cuando no has demostrado ese Amor con tus acciones,
 pues la virtud es al hombre como el perfume a la flor
 que hace que tu andar fluya libre
 con elegante cadencia…
  
 Y a veces extraes del fondo de tu mirada
 esa entrañable sensibilidad escondida
 que te permite captar a otros andantes
 intercambiando las virtudes que amerita cada encuentro
 al templar tus pasos para cambiar al mundo
 sin domesticar a nadie a conveniencia de nadie,
 siempre respetando, agradeciendo, sanando,
 y aún en la más profunda oscuridad, amando…
  
 Bendito andante del camino inventado
 que deambulas por la vida construyendo,
 buscando armonizar al mundo con tus pasos
 impregnando tu alma cada día con un color diferente
 mezclándote con miles de andantes
 en todos los caminos y en todos los parajes
 sin exhibirte y sin  ocultarte,
 explorando el justo medio de la belleza eterna….
  
 Un día comprobarás que todos los pasos de todos los andantes
 han sido siempre prefectos a pesar de los tropiezos
 pues tarde o temprano has encontrado una mano
 que te ayuda a continuar la aventura de la existencia humana,
 así como a otros se han apoyado en la tuya
 en tu perseverante andar de tantas vidas
 para llegar finalmente al destino de Luz Inmortal,
 a la paz del hogar.
  
                                © Carlos Rangel, 2011
   
Back to list

One thought on “Adagio para un andante.

  1. Ale dice:

    Hermosísimo poema! Gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *