Compartiendo Experiencias

Pythagoras llegó a mi vida…

¡Hola!

Me llamo Laura y quiero compartir, en pocas palabras, cómo ha cambiado mi forma de ver la vida, a través de la Filosofía Pythagorica.

Fui educada en una familia de creencia católica muy marcada, vivía sin conciencia  de muchas cosas, y cuando me invitaron a conocer esta Filosofía:  primero que nada me encantó el aprender a observarme para conocerme; fue impactante conocer sobre mi personalidad, si soy yin o yang, que código emotivo tengo, miedo, enojo, abandono o tristeza, mi numerología, etc. Esto me permitió saber más de mí, para entender qué virtudes tengo y cuáles me faltan trabajar, y esto ha sido una gran guía que me ha ayudado a conocer y a comprender más a mi esposo, hijos, padres, hermanos y amigos.

Estas herramientas llegaron a mi vida cuando me acababa de separar  de mi esposo, y me sirvió para darme cuenta que el único poder que tengo es para cambiar “yo” y no para cambiar al otro. Y al empezar a hacer vida lo que yo aprendía, comenzó a cambiar mi entorno, no fue fácil, fueron ocho años de trabajar, y finalmente mi esposo y yo tuvimos otra oportunidad de estar juntos con una nueva relación, con más conciencia, después de que cada uno fue a trabajar lo suyo, a aprender las virtudes que nos faltaban para poder complementarnos. 

Otra de las cosas que más me ha servido es lo que he aprendido para saber ver a la muerte, para entender que la vida no se acaba aquí,  saber que mi hijo tenía una misión y unas lecciones que aprender y enseñar en esta encarnación, y que seguimos juntos en alma, que sólo terminó esta encarnación pero seguirán otras vidas, y que somos parte del mismo racimo.

En fin, considero que mi vida antes de Pythagoras fue una y después de conocer su filosofía es otra, ¡con mucha más conciencia!

Laura, Querétaro

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *