Sin categoría

LA MUSICA

SINTÉTICO ABORDAJE A TEMAS FUNDAMENTALES DE

LA FILOSOFÍA PYTHAGORICA

Parte 3

Era conocido que en la Escuela Pythagorica de la Antigüedad se empleaba LA MÚSICA para curar. Pythagoras, el excelso Maestro, filósofo, médico, músico, físico, biólogo, astrónomo, alquimista, se valía de ella, como remedio para curar los males de todos los cuerpos.

Había arpas eólicas, colgadas de los árboles que rodeaban la Escuela. Pythagoras con la música de su cítara en un ambiente rodeado de plantas, curaba todo tipo de enfermedades, aún temas psiquiátricos, restableciendo así, la salud perfecta.

Se decía que el “Maestro de la Armonía”, inspiraba con sus enseñanzas a que sus discípulos fuesen armando una exquisita melodía con su propia vida humana. Melodía en la que cada uno se sintiese representado, y que cuando el Discípulo de La Vida se sintiese descentrado, su ejecución lo volviese al propio “Eje”.  

Melodía encantadora que tenía por principal misión arrobar a su autor, con ritmos ni lentos ni rápidos y con acordes que sonasen adecuadamente armónicos entre sí, sin notas disonantes que hiriese los oídos de sus propias Almas. Por ello, en su Escuela de Divina Sabiduría, un nivel muy elevado de conocimientos, era el que se impartía a los llamados “Músicos”.

Esta clase de Música, la que representaba al Alma del que la hacía, era la primordial a la que se refería el Maestro.

Ante los problemas, él invitaba a sus discípulos a encontrar “la nota” que faltaba para que la situación sea musical, y que en la propia vida el secreto era aprender a darse cuenta que cuando las situaciones no son armoniosas, no es un desastre, sino solamente una invitación para que cada uno descubra “La Nota” faltante, para que nada rompa la ARMONÍA UNIVERSAL.

La Música Universal, solía decir Pythagoras, quiere arrancar de ti una NOTA…sólo eso. Por no entenderlo, desde tiempo inmemorial, millones de seres sufren por no conseguir “esa Nota” en la Armonía Universal que, a cada uno, por completarla nos haría sentir en éxtasis…

Y, el mundo completaría su acorde, un número -que emana música-, una nota, …y con ello solamente, con la conducta musical de un solo ser humano, por efecto multiplicidad, se rellenará en la humanidad en uno y otro lado, innúmeras carencias…

¿Por qué es tan difícil de entender que todo es armonía, …sólo que de tanto en tanto falta una nota en esa armonía universal, que le toca a uno descubrir y ejecutar?, porque la única manera de pedir “esa nota” al ser humano, es a través de entregarle un suceso no armonioso, el cual está atraído por un defecto de su personalidad.

Y, si hay algo que asemeja al que sabe amar con el que aún no, es la soberbia en mayor o menor grado, y con ella se ciega el mortal a reconocer su defecto, pues lo sobredimensiona y se niega a captar el “mensaje oculto” que trae cada situación disarmónica.

Pues, la interpreta como injusta y la rechaza con emoción. El sólo captar la bendición disfrazada bajo el velo de la desarmonía; el sólo captar el “para qué de bien” sucede, llevaría al discípulo lúcido, a ejecutar LA NOTA faltante en la Armonía universal, que esta vez le toca a ese particular discípulo descubrir y ejecutar.

  Y el Universo, el Cosmos, llama a esa Alma con su cuerpo encarnado, para que consiga esa NOTA, que la elevaría, la haría Crecer en Virtud y en tamaño, y armonizará su personalidad.

 Esa “nota” sería conseguir la “Polaridad positiva” en medio de lo negativo. O sea que, cuando se pone LA NOTA que la Armonía Universal quiere arrancar de cada uno de nosotros, se sale el ser humano del pozo de negatividad que el suceso externo negativo sacó de él (por ejemplo: enojo y a veces rencor).

Así ejercita la polaridad positiva, lo opuesto positivo, venciéndose a sí mismo, por ejemplo, a través de la comprensión, y esa es LA NOTA en la Armonía Universal que LA VIDA pide, en formas diferentes, en cada uno de nosotros ……

Como se ve, es también lograr la Alquimia sin dolor, o sea sentir el Bien en presencia del mal… Para ese ser humano que así obra, se esfuma el daño que la situación o persona le provocó…

…Millones de personas sufren por no conseguir “la nota” en la Armonía Universal… ¡la busquemos!, seremos MÚSICOS EN EL CONCIERTO DEL COSMOS…

……Y, recobraremos LA SALUD física y psíquica, la salud de todos nuestros cuerpos… la cual es equilibrio, o sea representa conseguir la verdadera Armonía, que conlleva poder sintonizarse con perfecta sincronicidad con todo lo que vibra armónico en el infinito Cosmos…

¡Que tengas salud! ¡Hygiainein! …

era el saludo del Maestro de la Armonía…

María Amelia Ruiz

                             Copyright 2020. Derechos reservados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *