BIOGRAFÍA DEL MAESTRO

BIOGRAFÍA DE “UN FARO DE LUZ” DEL MUNDO OCCIDENTAL (Parte 15)

¿QUIEN FUE PYTHAGORAS?

del griego: PYTHIA: Sabiduría, GORAS: Develación

 “EL AMADO”

Décima quinta parte.

….. El amado Maestro enseñaba a Amar y vivía amando….. enseñaba lo que transmite la música del Universo, Amor, enseñaba lo que transmiten los números, perfección, contención y protección en su exactitud, y en su infinitud inestimable, bendita multiplicidad, origen de los mundos y los seres. Y, siempre adentro: el Uno; el Amor.

Para Pythagoras, el verdadero músico no inventa, se conecta con la Esencia y capta la música que hay en ella….En general, el verdadero artista no inventa, se conecta con la Esencia y capta la Belleza que hay en ella. El verdadero científico y filósofo, se conecta con la Esencia y capta la Verdad que hay en ella, y luego investiga y experimenta el científico,  induce y deduce el Filósofo, reflexionando e interrogándose siempre. El verdadero religioso se conecta con la Esencia…y capta en ella la Bondad.

Y así, el amado construye su famoso triángulo del SABER. Científicos y Filósofos, buscando la VERDAD, Religiosos buscando la BONDAD, Artistas buscando la BELLEZA. La Trilogía del Amor.

Más este triángulo del Amor nunca se lo podía conseguir gracias a la pura genialidad de la psiquis, puesto que para encontrar Verdad, Bondad y Belleza que es Armonía, no era necesario ser instruido, sino ser Inspirado. Y, para inspirar a un hombre no hay una Fuente más pródiga y majestuosa  en incentivos y energías creadoras, que la Naturaleza, manifestación del “Cuerpo” de Dios.

Entonces: ¿para qué el amado Maestro creó un sistema filosófico tan amplio y rico, casi inabarcable en ideas en las más diferentes ramas del saber?. En lo que entendemos, por dos motivos:

*Primero para el cultivo y ejercitación de la Voluntad del discípulo, que tiene que demostrar a la Vida que está dispuesto a ofrendar tiempo y energía ilimitada por aprender el más pequeño de sus secretos.

Así se cultiva en su temple; logra vencer el hambre, el sueño, la flojera, y de este modo, diariamente, la psiquis se va forjando a sí misma, con la blandura que alcanza el hierro cuando es sometido al fuego. Todo ello con una única dirección, enseñarle a Amar.

Es así que, con Ley del Ritmo, los discípulos de la Escuela Pythagorica de la  antigüedad lograban la tercera rama del Árbol de la Vida, la disciplina en lo Espiritual.

El Maestro enseñaba que sólo uno tiene la medida propia para forjarse a sí mismo, sin comprometer su Paz y Alegría. Esta disciplina entonces, como toda disciplina, tiene que tener “medida Bella”, pues el mismo hierro cambia de forma con el fuego, pero no canta cuando es trabajado, sino después, cuando se enfría y toma su habitual temperatura.

Conseguir temple y voluntad forjada, eran para Pythagoras herramientas básicas para el discípulo de la Vida.

*En segundo lugar, en esa búsqueda diaria de lo inmortal, la inteligencia de la psiquis se inunda en Dios, sus apetencias, intereses, expectativas, gustos y sueños. Se satura así la inteligencia en lo Divino. Es en esta forma que, vibrando en lo superior de sí misma, sin advertirlo, la psiquis hace su propia asepsia de la parte negativa y sombría.

Donde hay LUZ, no hay oscuridad.

En un cuerpo físico cultivado en el movimiento gimnástico y la belleza; con una psiquis forjada y templada con voluntad esmerada, podía encenderse la Inspiración, en la bendita trilogía de la Sabiduría. Inspiración para encontrar la Verdad, dentro de la situación de vida que se me presente, lo que sería su enseñanza y sentido. Inspiración para encontrar la Bondad dentro de cada persona y de uno mismo, y como Esencia de cada acto y palabra. Inspiración para encontrar la Belleza que es Armonía en cada situación, lo cual es entender que ésta es numérica y que para resolverse toda vez que no está cerrada en Paz, sólo le hace falta un número y su música.

Y así, en el intento diario del logro de esta Trilogía Divina vivía el amado Maestro………

Ame Ruiz.

Continuará el próximo lunes…

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *