BIOGRAFÍA DEL MAESTRO

BIOGRAFÍA DE “UN FARO DE LUZ” DEL MUNDO OCCIDENTAL (Parte 13)

¿QUIEN FUE PYTHAGORAS?

del griego: PYTHIA: Sabiduría, GORAS: Develación

Décima tercera parte.

Se dicen muchas cosas del Maestro de Samos…

“ …. Maestro ….. ¿qué quieres de mí?” ….. “Lo que Dios quiere de ti” …..

…..“Maestro…. ¿qué quieres de mí?” ….. se escuchaba en Crotona, la Magna Grecia, en la Academia y Comunidad Pythagorica, bajo la Luz, Guía y Amparo de Pythagoras …. el Sabio, o como a él le gustaba autocalificarse “el amigo de la amada, buscada y anhelada Sabiduría”, el Viviente, el tan amado y venerado Maestro.

Sus discípulos en los primeros días de aprendizaje, acudían a esa mirada, en la que se sentían real y vívidamente perdonados de su pasado, acompañados en su presente, y alentados en Esperanza y Fe para su futuro…… y hacían “la pregunta”….. Sus discípulos en los últimos años del cultivo incesante del Entendimiento de la Verdad, acudían con los mismos propósitos a esa mirada, selecto néctar, Amrita excelso, y hacían “la pregunta”……

….. Descorriendo los velos que nos ocultaban las Virtudes y la capacidad de canalizarlas…. y luego de haber ido descorriendo pesadas cortinas que hacían que Dios, el Amor, la Paz, la Libertad, la Justicia, sean sólo palabras, para declamar, para arriar gente tras su proclama, y especular filosóficamente…. cuando quedaban sólo velos, que nos hacía intuir, presentir, lo apetecible que sería encarnar las sagradas deidades por un día ….. era inevitable “la pregunta” …..

…….. En el inicio del Conocimiento, también en sus eternos finales y ni qué hablar, en el medio del Camino de la búsqueda incesante de sucesos y superiores grados de la Verdad, siempre “la pregunta”…… resonando en los corazones. Y, cuando la Vida abría la posibilidad del encuentro con el Amado, el Divino…. de los labios brotaba la pregunta, colorida como un ave, que cantando sólo espera que se le abra la jaula para volar, expresándose en Libertad ……

“Maestro, ¿qué quieres de mí?”…… Era inevitable estar frente a El y requerir su energía siempre fresca, la del Hoy, envuelta en miradas, sonrisas, gestos y posturas físicas que canalizaban el aire del misterioso instante presente. Todo se “detenía” en el Cosmos del discípulo, cuando el Maestro apoyaba sus dos manos en sus hombros y lo miraba largamente, como desde el más infinito pasado y como desde el más remoto futuro, y decía …. “lo que Dios quiere de ti” ….. “que mires a más gente con Amor y comprensión” …….

“Tan simple”, sentía el corazón del discípulo, “¡claro que sí Maestro!”….. y, pasaban años, y de vuelta la pregunta; como si en la respuesta fuese el aliento que el discípulo necesitaba para conseguir la sagrada meta …… El Camino le daba “hambre” de energía sutil, dirigida individualmente a su peculiar corazón. “Ser visto”, era el regalo.

“Maestro, ¿qué quieres de mí?”…. “Lo que Dios quiere de ti”, decía, y su sonrisa disipaba culpas sin sentido, y animaba a sentirse enteramente nuevo, dispuesto a volver a iniciar la búsqueda, sin ningún tipo de cansancios. Y, su mirada, era una dedicatoria del Cielo que quitaba la sed de lo Divino.

…. “Lo que Dios quiere de ti…..  que escuches, que en verdad veneres el acto de escuchar y lo vivas con encanto y cada vez con más gente …. Que escuches cada vez a más gente, con Amor”…..

“¡Tan simple!, claro que sí, Maestro”….. Y, la Vida transcurría volcando sobre nosotros situaciones de todo tipo que había que “mirar con Amor”…..”¡No! …. no debes, -decía el Maestro- nada debes, nunca “debes”, sólo consulta con tu corazón si quieres, si no, hijo mío amado, aún no es tu tiempo. Sólo eso, aún no es tu tiempo, ya madurará LA VERDAD en tu corazón de carne, y algún día dará el “bendito fruto de tus obras”. Si aún no da frutos, sólo no maduró. No te tortures… sólo, para ti, NO ES TIEMPO TODAVÍA….”

……”Lo que Dios quiere de ti…. que descanses con Amor….. venerando el aire, agradecido y pacífico; tomando el agua con ansias de beber su flexibilidad, ….”que te dejes acariciar por la luz y el sol con consciencia y amor, abriéndole las puertas de tus cuerpos ….. Que comas con Amor….. que pienses con Amor, que duermas con Amor…. que expulses de tu cuerpo sus desechos con Amor, agradecido de haber asimilado todo lo que tu cuerpo necesitaba, y de poder expulsar lo que al hoy es heterogéneo a ti”.

….”Lo que Dios quiere de ti…. que nazcas con Amor a la vida humana, a un suceso, a una situación o relación; que camines con Amor tu vida, y también, cuando sea su tiempo, te vayas de los sucesos, ambientes, situaciones  y relaciones humanas con Amor”. “Sólo eso….. y mientras puedas, todo lo demás es vanidad. Sólo, nada más que vanidad”……

** ¡Maestro, ¿qué quieres de mí? ……!”

** ….”Lo que Dios quiere de ti…..”

Ame Ruiz.

Continuará el próximo lunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *